Article publicat a la “Gaceta de Madrid” el 17 de Setembre de 1822, al bell mig del Trienni Liberal. No tinc prou dades, informació, ni molts menys coneixement per saber si aquesta informació és fidel o respon a la propaganda d’una de les parts interessades en el conflicte. De totes maneres, he pensat que tenia interès compartir-la com a document històric. Acabat l’article, transcric un referència sobre les armes que custodiava en aquelles data el Convent i que, segons sembla, els liberals, a imitació del què havien fet durant la Guerra del Francès, van robar. Aquesta actitud podria secundar la idea que la majoria de colomins foren més partidaris del bàndol realista en aquest conflicte, fidels al caràcter conservador que totes les generacions de colomins han mostrat. Ara bé, insisteixo que no tinc ni idea de com va afectar aquest conflicte a Santa Coloma, i que pensava llavors la seva gent. 

 Fernando VII

Escriben de Santa Coloma con la fecha del 7 lo que sigue:

“Esta villa es un volcán de puro patriotismo. El rasgo filantrópico que acaban de manifestar sus vecinos añade un nuevo timbre de gloria a los muchos de que se han hecho acreedores en defensa de las libertades patrias.

Deseoso el cuerpo municipal y los pudientes de esta de proporcionar algún trabajo a las familias que por las circunstancias de los tiempos se hallan en una suma miseria, de resultas de haberse parado las fábricas de hilado y tejidos de algodón que hay en ella, de las que depende la subsistencia de una grande parte de familias, han determinado que el lunes siguiente (9 del corriente) se abran nuevamente todas las fábricas que, por la poca salida que tienen en el día los géneros, habían tenido que parar sus dueños por la falta de numerario.

Para este efecto se habían ya antes reunidos los individuos de ayuntamiento, los propietarios y fabricantes en las casas consistoriales, y después de haber escogitado todos los medios que juzgaron convenientes que para llevar adelante una empresa tan laudable, se formaron diferentes sociedades de dos o tres propietarios, que unida cada una de estas con un fabricante, se han encargado de llevar adelante tan importante proyecto, del cual no se duda resultarán muchos beneficios a esta heroica villa, y aún a la Nación entera”.

Los vecinos de la heroica Santa Coloma de Queralt, dice un periodista de esta capital, acaban de dar una prueba nueva de lo que puede el patriotismo en los pechos españoles. Sí: la memoria de estas grandes acciones será eterna: la de un conquistador se borra en el tiempo, especialmente entre la gente del campo; pero la de estos actos generosos se queda grabada para siempre en los pechos sensibles. Los vecinos de Santa Coloma supieron resistir enérgicamente a la multitud de ilusos que querrían arrebatarles su libertad; y cuando por efectos de aquellas tristes circunstancias iban a quedar sin sustento una multitud de familias que habían contribuido a la común defensa, se desprenden generosamente de sus intereses aquellos a quienes la fortuna había favorecido, y acuden al momento a proporcionar el alimento a tantos infelices. Y para ello no exigen otro premio que el que continúen trabajando en pro de la industria nacional. ¡Loor eterno a semejantes patricios! Ellos son dignos de gozar de su libertad”

REFERÈNCIA DE LES ARMES CUSTODIADES AL CONVENT DE SANTA COLOMA

“Nuestra iglesia del Convento de Santa Coloma estaba muy servida de plata, debida a la piedad de los Condes de Santa Coloma, cuyas armas estaban grabadas junto con el escudo de la Orden en la mayor parte de las piezas. Los liberas echaron mano y la llevaron a Lérida, y depositada y oculta en una casa en el año 1823, o principios del 24, fue hallada por dos Padres Trinitarios que buscaban las de su convento, y toparon con ella”.

Guillem Carreras, Febrer ’15

Anuncis